Banner Maker
BannerBreak.com - Banner Maker - Quote Generator

======

 
CIRCULARES PADRES FAMILIA
MANUAL DE CONVIVENCIA GRM ACTUALIZADO
=========== 2018
GUIA ESPAÑOL Y FILOSOFIA DE SOLVENTACION NOVIEMBRE GRADO ONCE
TEORIA CRITICA DE LA SOCIEDAD DE HABERMAS
NORMAS APA PARA UNA TESIS GRADO ONCE
PASOS SUSTENTACION TESIS
PINTURAS DE LA ARTISTA COREANA MI JU
==========2017
PASOS TESIS
LUCES, CAMARA, ACCION
XX AÑOS EN FOTOS
CAMPUS "ALBERTO OCHOA DELGADILLO. GRM.
NOVEDADES GRM
PROPUESTA, ANTE, PROYECTO, TESIS 2017
Noticias
 

==== === ===

TEORIA CRITICA DE LA SOCIEDAD DE HABERMAS

TEORIA CRITICA DE LA SOCIEDAD
DE HABERMAS


Habermas y la Teoría Crítica de la Sociedad. Legado y diferencias en teoría de la comunicación Sergio Pablo Fernández. Filósofo Universidad SEK La escuela de la Teoría Crítica de la sociedad tuvo como baluarte el texto "Dialéctica de la Ilustración" escrito por Max Horkheimer y Teodoro Adorno durante su exilio en Estados Unidos en el primer lustro de los años 40. En el Prólogo los autores se lamentan del deplorable estado de la tradición científica occidental, sostienen que pese a los avances de la actividad científica moderna ellos mismos "se pagan con una creciente decadencia de la cultura teórica" además de que si bien el cultivo de la tradición científica es un momento indispensable del conocimiento, "en la quiebra de la civilización burguesa se ha hecho cuestionable no sólo la organización sino el sentido mismo de la ciencia". Sus juicios no son más optimistas en lo referente a la 'cultura de masas' y su capacidad de crítica y autocrítica: "Si la opinión pública ha alcanzado un estadio en el que inevitablemente el pensamiento degenera en mercancía y el lenguaje en elogio de la misma, el intento de identificar semejante depravación debe negarse a obedecer las exigencias lingüísticas e ideológicas vigentes, antes de que sus consecuencias históricas universales lo hagan del todo imposible" (1). No discutiremos la tesis central de "Dialéctica de la Ilustración" acerca del proceso moderno-europeo de 'autodestrucción de la Ilustración', solamente queremos señalar que el tono y el estado de ánimo de dicha obra es 'sombrío' y pesimista con respecto a las posibilidades de una razón ilustrada para ser un agente de liberación de las cadenas de la ignorancia, la dominación y la mala conciencia. Sobre este tema hay una interesante interpretación acerca de "la pesadilla de la Escuela de Frankfurt" sobre la que volveremos más adelante. Un conocido discípulo de los filósofos anteriores es Herbert Marcuse, cuya obra se difunde ampliamente en Estados Unidos desde fines de los sesenta, él está de acuerdo con ellos en que en la sociedad capitalista desarrollada la ciencia se "declara 'neutra' e 'incompetente' para juzgar lo que debería ser, favorece a los poderes sociales que determinan completamente lo que debería ser y lo que es" (2). La organización científica cae en una burocracia que es inseparable de la industrialización avanzada. Citando a Weber el diagnóstico de Marcuse de la organización burocrática (que incluye a los científicos) dice: "Ella impone la eficacia perfeccionada de la empresa individual sobre la sociedad que forma un todo. Es éste el tipo de dominación mas formalmente racional, gracias a su 'precisión, su estabilidad, la exigencia de su disciplina y la confianza que se le puede otorgar; a saber, la posibilidad, para quienes están al frente de la organización y para quienes están en relación con ella, de 'calcularla'; y es todo esto, porque es 'dominación por el saber', un saber fijo, calculable, que corresponde a los expertos"(3). La ciencia es dominada por la 'razón técnica' y ésta por la 'razón política' de lo que resulta "la dominación de los hombres sobre los hombres". Así es como "esta técnica y esta política perpetúan la esclavitud" (4). ¿Es posible seguir pensando que la ciencia es esclava de los mecanismos económicos y políticos de dominación? ¿Sigue siendo verdadero, si es que alguna vez lo fue, que tanto la organización como el sentido de la empresa científica son cuestionables en el marco de lo que los frankfortinos llaman 'sociedad del capitalismo desarrollado'? ¿Somos 'esclavos' de la razón técnica y de la razón política determinadas por los intereses dominantes? ¿Es la sociedad civil impotente frente a los embates de un sistema impersonal y calculador? ¿Qué tiene que decir la epistemología de las ciencias sociales frente a la denuncia de que tras la actividad científica se esconde la 'ideología'? Fernández, S. 1997. Habermas y la teoría crítica de la sociedad Cinta moebio 1: 27-41 www.moebio.uchile.cl/01/frprin03.htm 28 Evidentemente estas preguntas son inconmensurables para los límites de este trabajo. Se hace necesario acotar y justificar su elección, alcance y expectativas. Aparte de la cuestión de la idoneidad intelectual del filósofo para reflexionar acerca de estos temas 'desde fuera de la ciencia' sin provenir de ciencia alguna (5), la evidente relación entre desarrollo científico y 'destino de la humanidad' o 'la unidad del saber' no pueden dejar indiferente al 'filósofo profesional'. Concretamente, frente al debate epistemológico de las ciencias sociales, se puede formular la siguiente pregunta: ¿qué importancia tiene o tuvo la irrupción de la Teoría Crítica de la Sociedad en el desarrollo de la ciencia social? ¿Fue un episodio o una guía permanente e iluminadora para los estudios sociales? Son preguntas problemáticas, desconocemos la cantidad de investigadores sociales que en nuestros días efectivamente sigan adelante con las líneas de investigación trazadas por los teóricos del Institut für Sozialforschung, pero esto nos lleva a otra pregunta, quizás más relevante: ¿por qué, entonces, los filósofos y cientistas sociales, como Habermas, se empeñan en resolver las aporías en que los dejó el legado de Frankfurt? En segundo lugar, y considerando que la respuesta a la primera pregunta sea negativa, ¿cómo debemos entender retrospectivamente dicho legado y la controversia entre la escuela de Frankfurt y la ciencia institucionalizada positivista? ¿Es abordable como una dicotomía explicable en términos de "historia interna" o "historia externa" de la ciencia? Los pensadores alemanes debían mucho a Hegel y utilizaron el concepto de entendimiento reflexivo para criticar al positivismo y objetivismo científicos. Aquí podemos introducir nuestro tema. El más joven de los discípulos de Horkheimer, Adorno y Marcuse es Jürgen Habermas. El declara que ya no comparte la actitud pesimista y desilusionada de sus maestros frente a la posibilidad de liberación que entraña la razón para las sociedades modernas. Propone su propia versión de la crítica a la sociedad y renovadas alternativas de superación de las controversias mediante su concepto de acción comunicativa y su ética del discurso. Cree, como Marcuse, que la ciencia puede ser un 'instrumento de liberación'. En esto, aparentemente, entroncaría con propuestas como la de Losee de reducir el antagonismo mediante planteamientos integrativos basados en el consenso (6). Sin embargo, hay diferencias entre el consenso que propone Habermas y el del pensador inglés, Losee propone una solución por vía del pragmatismo convencional: el consenso provisional sobre casos estándar de racionalidad científica que permitan la emergencia de una teoría ganadora, esto dependiendo de las intuiciones de la mayoría de los miembros de la comunidad científica de la época y si cambian las intuiciones dominantes cambiará la evaluación de las teorías del progreso científico. En cambio, Habermas sostiene una teoría de la verdad centrada en el irrestricto respeto a la racionalidad del interlocutor en un proceso de comunicación ideal donde todos los actores poseen el mismo poder. Pero, sobre esto volveremos más adelante. La escuela de Frankfurt encabezó en su época la protesta anti-positivista en el medio de las ciencias sociales europeas, mientras que en otros ámbitos (por ejemplo, el anglosajón) se trabajaba bajo los supuestos de la investigación científica 'cuantitativa' ajena (o inconsciente) al hecho de que su actividad estaba 'regulada' por una determinación 'ideológica'. Tomaremos como supuesto el enfrentamiento entre la ciencia social propuesta por los frankfortinos, una teoría crítica de la sociedad inspirada en una reformulación sui generis del pensamiento marxista, y la visión de la ciencia que ellos poseían, positivista y dominada por los métodos cuantitativos. Esto conecta con el tema de la epistemología de las ciencias sociales que se enfrenta a la dicotomía de la 'historia interna-historia externa' como modo de abordar la explicación de la lógica y desarrollo de la ciencia. Desde aquí surgen otras preguntas: ¿Sigue manteniendo Habermas la visión de la Teoría Crítica de la sociedad? Si ya no la comparte por completo, ¿en qué se distingue su proyecto del de la Escuela de Frankfurt? ¿Logra dar un paso adelante y escapar al pesimismo sombrío de sus maestros en su crítica de la sociedad? ¿Cuál es su propuesta para la epistemología de la ciencia social? Resumiendo, el propósito del presente trabajo es llevar adelante: 1) Un examen de los conceptos más problemáticos de Habermas frente a sus críticos: la acción comunicativa, la universalidad y racionalidad de la estructura del lenguaje, el consenso como fundamento de la verdad, la Fernández, S. 1997. Habermas y la teoría crítica de la sociedad Cinta moebio 1: 27-41 www.moebio.uchile.cl/01/frprin03.htm 29 'dictadura' de los medios de comunicación, el lenguaje visto como acción e interpretación y, la división moderna de la cultura en tres esferas de valor. 2) Otro tema de nuestro interés es tomar postura frente a la crítica de que las teorías de la comunicación son un caso típico de "pobreza teórica y escasa penetración epistemológica" y que en el caso particular de la teoría critica de la sociedad y de su teoría de la comunicación se trataría de un "camino de adhesión acrítica a una orientación interpretativa general" (7). Veremos si la conceptuación específica de la teoría de la comunicación como es la noción de acción comunicativa de Habermas cae bajo esta crítica mediante una exploración de la tesis que entiende al lenguaje (comunicación) como acción y al mismo tiempo como interpretación. En la primera parte dejaremos 'hablar' a Habermas y a su intento de fundamentar la ciencia social en el concepto de 'acción comunicativa'; luego veremos la crítica del filósofo alemán Ernst Tugendhat a su concepto de acción y a su ética del discurso; será relevante para los propósitos de este trabajo la crítica de Richard Rorty a la concepción de ciencia, modernidad y cultura de Habermas; para concluir en una reflexión acerca de las diferencias entre Habermas y la Escuela de Frankfurt en lo que respecta a su comprensión de los medios de comunicación de masas y su influencia en los receptores. Parte I Comenzaremos con una exposición esquemática de los propósitos de Habermas al elaborar su teoría de la acción comunicativa, su contenido y la exposición de uno de los conceptos más relevantes para la ciencia social, el concepto de acción. La obra donde Habermas expone más extensamente su concepto de acción en la vida social es Teoría de la Acción Comunicativa (8) donde su propósito declarado en el Prólogo es que esta sea una "fundamentación metodológica de las Ciencias Sociales en una Teoría del Lenguaje". Es decir, por una parte es de interés para el cientista social como un instrumento teórico para el análisis empírico de las estructuras sociales, y por otra para el filósofo del lenguaje como un aporte a la revisión de los problemas ya clásicos de la filosofía del lenguaje. Haciendo suya la crítica a la filosofía de la conciencia donde un sujeto establece una relación monológica con el objeto, es decir, la relación intencional de una conciencia con su contenido. En cambio, Habermas apela a la estructura dialógica del lenguaje como fundamento del conocimiento y de la acción, con esto se incluye dentro de la corriente del así llamado 'giro lingüístico' en filosofía. Como resultado extrae el concepto de acción comunicativa donde la racionalidad está dada por la capacidad de entendimiento entre 'sujetos capaces de lenguaje y acción' mediante actos de habla cuyo trasfondo es un 'mundo de la vida' de creencias e intereses no explícitos y acríticamente aceptados por las comunidades de comunicación. La teoría de la acción comunicativa es para Habermas el principio explicativo de una teoría de la sociedad fundada en una teoría del lenguaje y en el análisis de las estructuras generales de la acción. El rasgo característico de los seres humanos será la racionalidad manifestada 'objetivamente' en el 'lenguaje'. En las páginas finales del segundo tomo Habermas declara que el propósito de su investigación es introducir la teoría de la acción comunicativa para dar razón de los fundamentos normativos de una teoría crítica de la sociedad. Es, además, un marco para un proyecto de estudios interdisciplinarios sobre la racionalización capitalista moderna desde una perspectiva filosófica. Las ciencias sociales pueden asegurarse de los contenidos normativos de la cultura, del arte y del pensamiento por vía del concepto de razón comunicativa (de una razón inmanente al uso del lenguaje, cuando este uso se orienta al entendimiento). Con este concepto vuelve a considerar a la filosofía capaz de cumplir tareas sistemáticas y a exigirle ese cumplimiento. "Las ciencias sociales pueden entablar relaciones de cooperación con una filosofía que asume como tarea la de realizar el trabajo preliminar para una teoría de la racionalidad." ¿Cómo es posible lo anterior? Habermas es heredero de la escuela de la Teoría Crítica de la sociedad. Es un crítico de lo que el llama el "fracaso del programa de los años 30" que consistía en aplicar un "materialismo Fernández, S. 1997. Habermas y la teoría crítica de la sociedad Cinta moebio 1: 27-41 www.moebio.uchile.cl/01/frprin03.htm 30 interdisciplinar" como método de las ciencias humanas. Este fracaso se debería al agotamiento del paradigma de la filosofía de la conciencia. Habermas se propone reemplazar el paradigma fracasado por una teoría de la comunicación. ¿Con qué objeto? Replantear las tareas pendientes interrumpidas con la Crítica de la razón instrumental de Adorno y Horkheimer. Habermas afirma que la filosofía de la conciencia acaba dejándonos en las manos de la razón instrumental. Básicamente, podría decirse que Habermas ha "traducido" el proyecto de la Teoría Crítica de la sociedad desde el marco conceptual de una filosofía de la conciencia, adaptada a un modelo de sujetoobjeto de cognición y acción, al marco conceptual de una teoría del lenguaje y de la acción comunicativa. El giro lingüístico o tránsito desde la filosofía de la conciencia al análisis del lenguaje (positivismo lógico y otras versiones de la filosofía analítica) solamente mantiene el tradicional empleo diádico de los signos, es decir la relación entre oraciones y estados de cosas. Para Habermas, en cambio, será necesario introducir un modelo triádico (Bühler) donde el análisis del significado lingüístico queda referido, desde un principio, a la idea de un entendimiento entre los participantes de la interacción lingüística sobre algo en el mundo. Este modelo articulado en términos de teoría de la comunicación supone un avance adicional al giro lingüístico experimentado por la filosofía del sujeto. Habermas desarrolla una teoría del lenguaje en el Interludio Primero que abre un camino hacia su aspiración de universalidad. Allí el lenguaje está al servicio de la coordinación social, salvando las barreras culturales y las creencias individuales o de grupos. Al conectar el concepto de lenguaje con el de sociedad, y este con el de mundo de la vida como su horizonte contextualizador, se abre la posibilidad de una teoría del lenguaje que concilie la acción con la interpretación. Habermas pretende que la noción de la racionalidad comunicativa está contenida implícitamente en la estructura del habla humana como tal y que significa el estándar básico de la racionalidad que comparten los hablantes competentes al menos en las sociedades modernas. Esto significa que aquél que comprende la relación interna entre los requisitos de validez y el compromiso respecto a dar y recibir argumentos se está comportando racionalmente. Y no solamente en una dimensión de relaciones lógicas entre proposiciones y acciones (coherencia) sino en una dimensión de relaciones dialógicas entre diferentes hablantes. Esto también implica que la racionalidad comunicativa es también una actitud racional específica que los individuos adoptan hacia otros y hacia sí mismos como una actitud de reconocimiento mutuo. Pero, ¿en qué consiste esta 'acción comunicativa' y cuál es su utilidad para la ciencia social y la filosofía? Cito: "Este concepto de racionalidad comunicativa encierra connotaciones que, en su esencia se fundan en la experiencia central del discurso argumentativo que produce la unión sin coacción y que crea el consenso, proceso en el cual los diversos participantes logran dejar atrás sus creencias, primeramente solo subjetivas y, gracias a la experiencia común del convencimiento motivado racionalmente adquieren la certeza, simultáneamente, de la unidad del mundo objetivo y de la intersubjetividad del contexto en que desarrollan sus vidas." (Habermas, Teoría de la Acción Comunicativa vol. I, pág.28.) Hay dos preguntas que aparecen como fundamentales para aclarar esta ambiciosa propuesta de Habermas: 1) ¿cuál es el lugar de las acciones comunicativas en el ámbito de la acción en general? y 2) ¿qué quiere decir Habermas con la expresión 'acción comunicativa'? En su trabajo "Acciones, operaciones, movimientos corporales" (9) intenta distinguir las acciones de los movimientos y operaciones y en el tomo I de "Teoría de la Acción Comunicativa" (10) busca distinguir las acciones comunicativas de todas las demás acciones. En el primer escrito, Habermas distingue entre a) las acciones concretas, b) los movimientos corporales coordinados con que el sujeto realiza sus acciones y c) las operaciones que capacitan al sujeto para sus acciones. Solamente para las acciones Habermas admite que el sujeto sigue reglas de acción, en el caso de los movimientos, por ejemplo, levantar un brazo y de las operaciones, por ejemplo, sacar cuentas, no se puede hablar de reglas de acción sino de infraestructuras de la acción (1989:235). Solamente hay acción cuando seguimos una regla donde el sujeto sabe que sigue una regla y que en las circunstancias apropiadas está en condiciones de decir qué regla está siguiendo. En sentido estricto, 'actuar' significaría 'cambiar algo en el mundo': las acciones intervienen en el mundo (1989:234)


Hoy habia 1 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
P.E.I. "DEJANDO HUELLAS PARA EL FUTURO" PERFIL DEL ESTUDIANTE ROMANISTA UN JOVEN QUE RESPETA LA OPINION AJENA, HAGA VALER LA SUYA DENTRO DE UN AMBIENTE DEMOCRATICO Y QUE UTILICE UN VOCABULARIO ELOCUENTE,CORTES, AGRADABLE Y RESPETUOSO. PORTANDO EL UNIFORME CON ORGULLO. VISION Pretendemos lograr en nuestros educando una educación autónoma en su pensamiento y en su desarrollo interno, con un nivel superior en pruebas saber , una participación innovadora en la investigación, la gestión, y las actividades de impacto ambiental sostenible; que construye e irradia cultura en su entorno, desde un proceso deportivo, democrático, y bilingüe. MISION El GRM, es una institución de carácter privado en la localidad 11, que pretende la excelencia de cada educando, creyendo y desarrollando al máximo sus potencialidades con capacidad ambiental y ecológica que aporta conocimientos a los desafíos de la tecnología y soluciones laborales del mundo actual. Con énfasis en el valor de la tolerancia como eje de una convivencia sana y armonica, HORIZONTE INSTITUCIONAL FILOSOFIA GENERALIDADES Dado el hecho que nuestro mundo y nuestra sociedad viven en un cambio constante y acelerado y de conformidad a lo establecido en la Ley General de Educación y atendiendo a las necesidades propias de la Comunidad Educativa Romanista, quiere formar individuos idóneos y críticos, basados en la ética y la moral, quienes a través del conocimiento adquirido en los niveles de Preescolar, Primaria, Educación Media y Media Vocacional, enfrenten la vida de una forma eficiente, haciéndolos unas personas útiles para nuestro entorno. Debido a esto la institución cuenta con educadores idóneos en cada una de las áreas, quienes gracias a la experiencia y actualización continua de su profesión académica, quieren lograr personas con un alto nivel académico, moral, ético tecnológico y humanístico. Así, pues se espera de una actitud de iniciativa y empeño del educando, para que en el futuro, ellos sean la personificación en cuerpo y alma de la Institución de la que egresen. Esperamos que este horizonte institucional, se cumpla a cabalidad ya que para nuestra institución lo más importante es el aprendizaje significativo con énfasis en los tics encaminado a la calidad y la excelencia educativa. == RESEÑA HISTORICA INSTITUCIONAL PRIMERA ETAPA El Colegio fue fundado por el Licenciado ALBERTO OCHOA DELGADILLO, en Diciembre de 1990, con énfasis en Sistemas e Inglés. Como se observa en la resolución 2376 de 1.993; teniendo hasta ese momento tres (3) promociones con estudiantes que han hecho una buena labor en su desempeño. En 1.993 se realiza la venta de la Institución a la Licenciada Olga Yadira Ochoa Rocha, quien toma a su cargo todo el proceso administrativo y pedagógico. SEGUNDA ETAPA La propietaria traslada la Institución al Barrio TEUSAQUILLO donde se le otorga la resolución número 7444 de Noviembre del año de 1.998, con el compromiso de trasladar la Institución de planta física, se traslada a CHAPINERO. Hasta el año 2.000 se obtuvieron diez (10) promociones de Bachilleres dando crédito a los procesos pedagógicos. Sin embargo al no haber la suficiente demanda de alumnos para los requerimientos del plantel en este sector; la Licenciada Olga Yadira Ochoa Rocha asiste a un seminario donde se sugiere trasladar el Colegio a la localidad de SUBA. Es de esta manera que se toma la determinación de trasladar el COLEGIO GIMNASIO ROMANO MIXTO a la localidad 11 (SUBA) en el Barrio Aures II ETAPA TRES En el año 2.001 el COLEGIO GIMNASIO ROMANO MIXTO comienza su labor pedagógica en la localidad de Suba. Bajo la dirección de la Rectora, Licenciada Olga Yadira Ochoa Rocha. En el año 2.003 la SECRETARIA DE EDUCACIÓN DE BOGOTA DISTRITO CAPITAL en ejercicio de sus facultades legales, ratifica por medio de la resolución numero 361 del 4 de Febrero la licencia de labores, continuando así hasta el año 2.005 ETAPA CUATRO La institución continua dándose a conocer en la localidad de Suba (Aures II), en el año 2006, pasa de ser COLEGIO GIMNASIO ROMANO MIXTO a ser GIMNASIO ROMANO MIXTO EU.; bajo la dirección general y rectoría del Licenciado ALBERTO OCHOA DELGADILLO. En la actualidad la Institución sigue funcionando y ofrece los niveles de Preescolar, Básica Primaria, Básica Secundaria y Media Vocacional. en AURES II SUBA. 15 JUNIO 2011, NOS ABANDONA, EL RECTOR ALBERTO OCHOA DELGADILLO, DEJANDO UNA EDUCACION EN VALORES Y DEPORTES CON ENFASIS BILINGUE, CONTANDO CON SEIS CAMPEONATOS DISTRITALES EN FUTSAL Y CUATRO CAMPEONATOS EN LA POLICIA. EN LA ACTUALIDAD EL COLEGIO ESTA A CARGO DE LA GERENCIA DE MARTHA ROCHA, RECTORIA YADIRA OCHOA Y PILAR OCHOA EN AURES II SUBA. =======
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
========= clasica